Abogados de herencias en Alcalá de Henares

Abogados de Herencias
en Alcalá de Henares

Teléfono de atención

Atención al detenido
91 881 21 88
Pedir Cita

DESPACHO DE ABOGADOS EN ALCALÁ DE HENARES

Derecho hereditario

El derecho hereditario es aquel conjunto de normas encaminadas a regular el destino que ha de darse a las relaciones jurídicas de una persona cuando fallece. La herencia es una de las diferentes formas de adquirir la propiedad mortis causa.

Ahora hay que hacer una pequeña diferencia, la sucesión puede ser de tres formas:

  • Titulo universal, donde se transmiten todas las relaciones jurídicas,
  • Particular, donde se transmiten relaciones jurídicas concretas,
  • Sucesión ab intestato o intestada, cuando no existe testamento al momento de la muerte de la persona.

 

Heredero y legatario

El articulo 660 del Código Civil expone lo siguiente: “Llámase heredero al que sucede a título universal, y legatario al que sucede a título particular.”

¿Sabes la diferencia entre heredero y legatario, conoces cada figura? ¡Te lo explicamos!

Se llama heredero a aquella persona que al fallecimiento de una persona se subroga, se sitúa en la posición jurídica del causante o fallecido, adquiriendo todos los derechos y obligaciones de éste, siempre y cuando no se hayan extinguido a su muerte. El mejor ejemplo de todos es, cuando una persona fallece, siendo herederos sus hijos.

La figura del legatario es totalmente diferente, no hace falta ser hijo o tener un vínculo de sangre para poder serlo, el sucesor a titulo particular solo adquiere los bienes particulares que el causante haya designado. Un claro ejemplo es legar a un nieto un reloj.

¿Ahora entenderás un poco mejor cada figura no? Todavía existen algunas diferencias entre uno y otro:

  • El heredero es sucesor a título universal, el legislador se refiere con esto a todos los derechos y obligaciones del causante, siempre que no se hayan extinguido, y el legatario es un sucesor particular, de una serie de bienes o derechos concretos.
  • El legatario no tiene que responder de las deudas del causante, ya que solo obtiene un bien o derecho determinado, en cambio, el heredero por lo general si, a no ser que acepte la herencia a beneficio de inventario.
  • Otra de las diferencias más visibles, se produce cuando se adquieren los bienes o derechos, mientras que el legatario los adquiere de forma automática al fallecimiento de la persona, el heredero debe previamente aceptar y partir la herencia.
  • También, hacer referencia a que para que se instituya la figura del legatario, debe haber testamento, ya que de otra forma no podría existir. En el caso de heredero, dicha figura puede darse exista testamento o no exista.
  • En cuanto a los frutos derivados de la herencia, será el heredero quien tenga los derechos, excepto que haya legados, que pertenecerán al legatario.

Procedimiento de la herencia

Para proceder a repartir una herencia, es necesario inicialmente saber si el causante ha dejado o no testamento.

Para poder saber si el causante ha dejado testamento o no, será necesario disponer el certificado de defunción y el certificado de últimas voluntades.

Una vez sabemos si existe o no testamento, habrá que:

  • Si hay testamento: pedir copia autorizada, llamar a los herederos existentes y proceder al trámite de aceptación de herencia.
  • Si no hay testamento: se deberá iniciar el procedimiento de declaración de heredero

En cualquiera de los casos, es necesario realizar un inventario y valoración de los bienes del causante, además, se realizará un Cuaderno Particional, que es el documento donde se recogen todas las operaciones de la fase de partición de una herencia (partición de cada heredero de la herencia, inventario, liquidación de las deudas en caso de que las hubiese, en su caso, liquidación de la sociedad de gananciales y, en última instancia, la parte que le corresponde a cada heredero).

Esta fase se realizará siempre y cuando todos los herederos estén de acuerdo en cómo se reparte la herencia.

Cuando alguno de los herederos no esté de acuerdo en cómo se han repartido o valorado los bienes, habrá que acudir a la vía judicial, donde se valorarán todos los bienes a través de un perito y será un contador partidor ajeno quien elabore el Cuaderno Particional.

​​​​​​​Aceptación y repudiación

La aceptación y repudiación de la herencia significa que las personas nombradas herederos podrán en última instancia aceptar o rehusar la herencia.

Aceptación de la herencia

¿Qué formas existen para aceptar la herencia?

Existen dos formas: aceptación pura y simple y a beneficio de inventario.

Aceptación pura y simple

Dentro de esta aceptación, encontramos otra división, pudiendo ser la aceptación expresa o tácita.

  • Aceptación expresa: se exige la forma escrita, ya sea en un documento público o privado.
  • Aceptación tácita: aquella que se emite a través de una serie de actos, actos que suponen la voluntad de aceptar la herencia.
    • ¿Con que actos se entiende aceptada una herencia?
      • Cuando el heredero vende, dona o cede su derecho a un extraño, a todos sus coherederos o a alguno de ellos
      • Cuando el heredero la renuncia, aunque sea gratuitamente, a beneficio de uno o más de sus coherederos
      • Cuando la renuncia por precio a favor de todos sus coherederos indistintamente; pero, si esta renuncia fuere gratuita y los coherederos a cuyo favor se haga son aquellos a quienes debe acrecer la porción renunciada, no se entenderá aceptada la herencia

Aceptación a beneficio de inventario

Otra de las modalidades que poca gente conoce es la aceptación de la herencia a beneficio de inventario, ¿Qué quiere decir esto? Significa que en el caso de que el causante haya dejado deudas, el heredero solo responderá de ellas, pero hasta conde alcance del caudal hereditario.

Con ello, el heredero no responderá con sus propios bienes, sino con los bienes y derechos del causante, así no se pierde el capital del heredero.

Es muy importante, que para que la aceptación sea a beneficio de inventario, éste debe reflejar la realidad de los bienes, no puede haber valores ficticios.

La declaración de la aceptación de la herencia a beneficio de inventario debe hacerse ante notario.

Una de las preguntas más frecuentes, es cuando ha pasado el tiempo y uno de los herederos no se ha pronunciado acerca de la herencia. Cuando esta situación ocurre, lo mejor es requerirle notarialmente para que se pronuncie sobre la aceptación o repudiación de la misma en un plazo de 30 días. En caso de seguir sin manifestar su voluntad de una cosa u otra, se entenderá que la herencia ha sido aceptada pura y simplemente.

Repudiación de la herencia

Como hemos visto anteriormente, la aceptación de a herencia puede hacerse de dos formas, aceptación pura y simple y de forma táctica. En la repudiación no cabe la forma tácita, el Código Civil menciona que debe ser expresa, para dejar constancia de la negativa a recibirla.

La repudiación, como mantiene el Código Civil, debe hacer ante notario para dejar firmeza de la decisión tomada.

La renuncia tiene una serie de consecuencias:

  • El repudiante conservará las donaciones que hubiese recibido del causante.
  • Se conserva el derecho de representar al causante en otras sucesiones, en el caso de que fuera llamado.
  • Se puede repudiar la herencia y aceptar el legado al mismo tiempo
  • Los efectos de la repudiación se retrotraen siempre al momento de la muerte de la persona a quien se hereda

Un dato interesante: si el heredero repudia la herencia en perjuicio de sus acreedores, éstos podrán pedirle al juez que les autorice para aceptarla en nombre de aquél, no librándose en ningún momento de hacer frente a las deudas.

¿NECESITA UN ABOGADO EN ALCALÁ DE HENARES?

Consúltenos su caso y tendrá asesoramiento personalizado por nuestros abogados especializados

Contacte con nosotros 91 881 21 88