Abogados Expertos en Alcalá de Henares

Alimentos
entre parientes

Teléfono de atención

Atención al detenido
91 881 21 88
Pedir Cita

DESPACHO DE ABOGADOS EN ALCALÁ DE HENARES

Concepto

¿Alguna vez te has sentido necesitado necesito y tu familia no te ha ayudado? ¿Sabes que puedes pedirles “alimentos”? ¿Quieres saber en qué consiste? Q

Consideramos alimentos todo aquello que es indispensable para la vida de una persona: sustento, habitación, vestido, asistencia médica, educación e instrucción (estas dos últimas se darán siempre y cuando el alimentista sea menor o cuando siendo mayor no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable).

Para mejor entendimiento, decir que el alimentante es la persona que da esos alimentos y el alimentista es la persona que lo recibe.

Algo muy importante que distinguir lo que es la pensión de alimentos que se entrega a los hijos con los alimentos que deben darse a los parientes en función de la necesidad que se encuentre.

Mientras que la pensión de no custodio para la crianza del hijo, los alimentos entre parientes es la relación jurídica que se da entre cónyuges o familiares cercanos, mediante la cual una de las partes tiene el derecho a solicitar a otra una prestación para poder subsistir.

¿Quiénes están obligados a prestarse alimentos?

Están obligados a darse alimentos entre sí:

  1. Los cónyuges que convivan. Aunque ambos se encuentren separados por sentencia judicial firme o separados, se estará obligado a proporcionársela en el caso que se acredite un empeoramiento patrimonial de uno de los cónyuges
  2. Los ascendientes y descendientes
  3. Los hermanos (sólo para el caso auxilio necesario para la vida)

¿A quiénes se les pueden reclamar los alimentos?

Existe un orden para poder reclamar los alimentos, lo podemos encontrar en el 144 Código Civil:

  1. Al cónyuge
  2. A los descendientes de grado más próximo
  3. A los ascendientes, también de grado más próximo
  4. A los hermanos

Cuantía

La cuantía de los alimentos es una cantidad dependerá de los medios económicos que disponga el alimentante y de las necesidades del alimentista.

En España no existe ningún baremo que justifique una cuantía u otra, siendo el juez quien concrete la cuantía conforme a su criterio, aunque en cualquier caso podrá verse modificada en función de las necesidades del beneficiario o de la variación de los ingresos económicos del que esté obligado a satisfacer la pensión.

​​​​​​​Cómo se satisface la cuantía

Existen dos formas de satisfacer la pensión de alimentos a elección del alimentante:

  • Satisfaciendo la cuantía mediante una pensión mensual
  • Acogiendo el obligado en su casa al alimentista, salvo que se acrediten causas que contradigan la convivencia.

La cuantía se abonará por meses anticipados y, en el caso de que fallezca el alimentista, sus herederos no estarán obligados a devolver lo que éste hubiese recibido anticipadamente.

​​​​​​​¿Desde cuándo se puede reclamar la cuantía?

La obligación de dar alimentos será exigible desde el momento en que los necesitare el alimentista para poder subsistir, en caso contrario, se abonarán desde el momento en que se interponga la demanda.

Para poder acreditar que se es beneficiario de la pensión alimenticia es necesario dos requisitos, en primer lugar un nexo de parentesco entre el alimentante y el alimentista y, en segundo lugar, que se acredite una situación socioeconómica suficiente en el alimentante e insuficiente en el alimentista.

​​​​​​​Extinción de la cuantía

En cualquier caso se podrá extinguir la obligación de alimentos por las siguientes causas:

  1. Por la muerte del alimentista
  2. Cuando la fortuna del obligado a darlos se hubiere reducido hasta el punto de poder satisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia
  3. Cuando el alimentista pueda ejercer un odio o haya adquirido un destino o mejor fortuna y no le sea necesaria la pensión alimenticia para su subsistencia.
  4. Cuando el alimentista, sea o no heredero forzoso, hubiese cometido falta alguna de las que dan lugar a desheredación.
  5. Cuando el alimentista sea descendiente del obligado a dar alimentos, y la necesidad de aquel provenga de mala conducta o de falta de aplicación al trabajo.


¿NECESITA UN ABOGADO EN ALCALÁ DE HENARES?

Consúltenos su caso y tendrá asesoramiento personalizado por nuestros abogados especializados

Contacte con nosotros 91 881 21 88